Gran noche de rock mexicano 2022
Image Here
Cuautitlan se llena de rock en una gran noche
  • 791 vistas
  •  | Rock Alternativo

El sábado 23 de Abril del 2022 será definitivamente un día que se recordará por un sinfín de situaciones que conciernen al rock mexicano, el León de Cuautitlán fue el escenario de una iniciativa de la empresa EnLive quienes idearon un maravilloso sábado lleno de buena música, un gran ambiente pero sobre todo mucha actitud.

La gente comenzó a hacer fila desde pasadas las 11 de la mañana, ya se comenzaban a ver fans que portaban playeras de La Castañeda, Cuca, La Lupita, Sekta Core, Kenny y por supuesto Rostros Ocultos, quienes serían el pastel de esta celebración que comenzó con un pequeño retraso en la producción, pero que realmente no provoco gran inconveniente para una mágica noche.

Telecaster, una banda de Venezuela fue el encargado de comenzar a darle watts al público que ya había logrado entrar, pues la fila de entrada aún estaba en ese proceso de ir tomando su lugar, el público comenzó a vibrar con ese enorme “support” digno de buenas bandas de rock mexicano.

Los Monkys desde Colombia comenzaron con el calentamiento de los más energéticos con los brincos, pues sería una tarde llena de momentos de mucha intensidad como se vivía en aquella época de mediados de los años 90, cuando todas están bandas estaban en un clímax de abundancia y muchas presentaciones.

Casal un proyecto de Missael Oseguera saxofonista de Panteón Rococó, irrumpió en el escenario con música bastante bien hecha, muy lograda, con matices que nos recuerdan un poco a La Barranca o a José Fors de solista, pero con un tinte con mucha pasión por el rock que se hace en nuestro país, el público brindo un gran reconocimiento con el aplauso, pero sobre todo con la atención  a cada una de las canciones que se interpretaron.

La poderosa e indestructible Royal Club dejo el escenario caliente para el resto de la noche, Rafael Montoya un gran frontman con mucha fuerza y que hace retumbar el escenario en cada una de las interpretaciones de esta banda que está celebrando 20 años en la escena y que definitivamente tiene todas las tablas para hacer un gran reventón en el escenario que le ponga, en seguida este poder que ya se había quedado en el escenario, dio paso a la banda de Jorge “Chapo” Salcedo, la Sekta Core, quienes hicieron un recorrido por canciones de este primer disco “Morbos club” con el que la banda fue ganando adeptos a finales de los años 90.

Kenny Avilés como siempre querida por todo el público, una leyenda en el escenario, estreno alineación, canto con una gran pasión como siempre lo ha hecho, por supuesto los clásicos “No huyas de mi” y “Me quieres cotorrear” fueron momentos de clímax para los más de 7 mil asistentes que hasta ahora habían entrado al lugar, Cala y Arturo Ybarra se dejaron ver a su llegada al escenario y por supuesto que Rostros Ocultos nos transportó a la época de finales de los ochentas, por supuesto “El final” que ya es un clásico fue coreada por chicos, medianos y grandes, quienes aun con mucha energía esperaban a las demás bandas que serían el broche de oro de esta tocada.

Fue así como Héctor Quijada y Lino Nava arrancaron con “Contrabando y traición” uno de los sencillos del disco “Pa. servir a Ud.” haciendo gala de la gran voz de ese frontman que por más de 30 años ha sido parte de los suspiros de las chicas rockanroleras, un gran momento se vivió cuando en “Paquita disco”, Ernesto “Bola” Domene, baterista original de la banda, palomeara este tema que fue uno de los favoritos de la gente en aquella época de mediados de los noventa, una vez más la banda fue ovacionada en un gran grito de cariño cuando Héctor y Lino se abrazaron después de presentarlo como un sobreviviente, aplauso que se ganaron merecidamente con todo el corazón de los fans de La Lupita.

La Castañeda fue el siguiente en subir al escenario y como siempre había un gran show detrás, performance, disfraces, fuego, zancos, música, la locura representada en distintas disciplinas del arte, esta combinación con imágenes que se dejaban ver en las pantallas gigantes, desde el “Servicios generales” la banda tenía la peculiaridad de presentar en el escenario elementos extra que le daban a la música una experiencia visual y esta vez no fue la excepción, después de interpretar clásicos como “La fiebre de Norma” o “Cenit”, hubo un pequeño malentendido que ya fue respondido en redes sociales por su vocalista Chava Moreno en atención a los seguidores que se dieron cita para ovacionar como se merece a uno de los grupos cimiento del rock mexicano.

El poder de Cuca se hizo notar desde el primer momento en que pisaron el escenario, combinando canciones clásicas con canciones de su más reciente material “Pornoblattea”, son 30 años de la polémica banda que conforman José Fors, Carlos Avilés, Nacho González y Alejandro Otaola quien definitivamente hace que el poder de la banda sea redondo, una verdadera banda de rock con cientos de watts en las venas, sin tapujos, sin censura, las cosas como son, con esa rudeza que siempre los ha caracterizado, así casi dos horas de un show poderoso que cerro esta gran noche de sábado que la empresa ENLive organizo con la única finalidad de hacer que el rock mexicano siga teniendo esa fuerza y ese poder de convocatoria aun después de esta pandemia que nos hizo extrañar todas estas reuniones.

Lo lamentable fue la actitud de una sola persona que hace que todo lo bueno de un gran encuentro se manche, algún personaje falto de toda actitud, lanzo una roca que dejo a Cala Villa de Rostros Ocultos con una herida considerable, pero con toda la actitud del buen rockanrolero, el vocalista tapatío jamás dejo de cantar ni detuvo el show por este acto reprobable de un solo deficiente mental.

 

 

Otros Artículos
Comparte este artículo

 

Oportunidades
Aliados
Artículos Recientes
Próximos conciertos de rock en México 2019
Riff111